Síguenos en redes

El desconocido mundo de los masturbadores masculinos

masturbador masculino hombre orgasmo

El desconocido mundo de los masturbadores masculinos

Aunque poco a poco van cogiendo protagonismo, los masturbadores masculinos aún son los grandes desconocidos de la juguetería erótica, aunque llevan mucho tiempo entre nosotros.

El satisfyer femenino marcó en su momento un antes y un después en la exploración de la sexualidad femenina, y al mismo tiempo ayudó a normalizar -en cierto modo- este tipo de juguetes.

En este artículo intentamos saber por qué los masturbadores masculinos siguen siendo desconocidos (o incluso) mal vistos y te desvelamos las características y beneficios que tienen tanto para el hombre como para la pareja. 

El tabú de los masturbadores masculinos

Los juguetes eróticos masculinos siguen escondidos, en muchos casos, detrás de un tabú muy alargado 😉. 

A este tipo de juguetes para hombres les rodea mucha inseguridad, que responde a un estigma social en torno al comportamiento sexual de los hombres: si un varón tiene la necesidad de jugar con ellos, se le puede tachar de “guarro” o “pajillero”. Si lo hace para explorar nuevos mundos dentro de la sexualidad, el estigma social le puede convertir en un “rarito” o le pueden tachar de no ser un auténtico “macho”.  

De hecho, son muchos los hombres que consideran el hecho de utilizar juguetes prostáticos, por ejemplo, como juguetes para homosexuales.

Y es que, al contrario de lo que mucha gente cree, los masturbadores masculinos no giran únicamente alrededor del pene. En realidad, el punto G masculino está en la zona prostática.

Un ejemplo más del desconocimiento que rodea a la sexualidad masculina, y a este tipo de juguetes eróticos en concreto. 

Sin embargo, cada vez son más los hombres que se lanzan a descubrir su sexualidad, y experimentar con fantasías y fetiches. Y eso no debería ser un motivo para avergonzarse o culparse de nada. 

Los masturbadores masculinos: los grandes desconocidos

Es cierto que, durante mucho tiempo y aún ahora, a los hombres les cuesta interesarse por aprender de la sexualidad.

Aunque poco a poco esta situación va cambiando, los trabajadores de tiendas eróticas destacan muchas veces que los hombres solamente entran para acompañar a sus mujeres.

En realidad, los masturbadores masculinos tienen como objetivo principal ofrecer placer en diferentes zonas erógenas a través de distintas texturas y formas, estimulando zonas sensibles masculinas como puede ser el glande o la próstata.

Pero, además de estas zonas sensibles, hay muchas más zonas erógenas en nuestro cuerpo y que harían de las relaciones sexuales momentos mucho más excitantes.

Actualmente, hay juguetes eróticos masculinos para todos los gustos. Solo hace falta voluntad por parte del hombre para experimentar su sexualidad sin complejos. 

Además, muchos de estos juguetes son aptos para usarlos en pareja, mejorando así las relaciones íntimas ofreciendo más variedad de opciones.

Aunque haya hombres que hablan sin tapujos sobre su sexualidad, es cierto que a muchos otros aún les pilla desprevenidos hablar de estos temas de forma seria y sincera, sin caer en la broma fácil entre amigos.

3️⃣ curiosidades que no sabías sobre los testículos

Beneficios de los masturbadores masculinos

Más allá del aspecto social e íntimo, los maturbadores tienen efectos muy positivos a nivel biológico en el cuerpo masculino y en su relación con la sexualidad. Son los siguientes:

  • Previenen la incontinencia: con la masturbación, el miembro viril se ejercita y eso previene tanto la incontinencia urinaria como la disfunción eréctil.   
  • Reducen el riesgo de cáncer de próstata: ya son bastantes los estudios médicos que coinciden en señalar que el acto de la masturbación hace que se vacíe la glándula prostática, expulsando metabolitos y toxinas acumuladas. Estas toxinas son las responsables de cobijar las células cancerígenas durante un cáncer de próstata. Mantener limpias estas glándulas favorece y ayuda a prevenir el desarrollo de esta enfermedad.
  • Contribuye a hacer frente a la eyaculación precoz: conocerse sin la presión de estar en medio de una relación sexual permite al hombre entender y dominar su curva de excitación. Es decir, consigue saber cuál es su punto de no retorno (el momento en el cual la eyaculación ya es inevitable). Conociendo y dominando esas sensaciones, la relación sexual con la pareja (y con uno mismo) mejora notablemente.
  • Mejora la fertilidad: si no hay eyaculaciones de forma periódica, la fertilidad masculina se puede ver perjudicada. Para mantener una buena calidad espermática, se debería procurar eyacular mínimo una vez cada 5 días, idealmente, cada 2 o 3. 
  • Favorece el descanso: la masturbación también ayuda a descansar mejor y a conciliar mejor el sueño, ya que actúa como relajante natural, tanto físico como mental. 

Ejemplos de masturbadores masculinos

Aunque “escondidos” para muchos hombres, lo cierto es que existen masturbadores masculinos de todo tipo, forma y color. Pensados para que los hombres también puedan explorar su sexualidad de manera libre y sin tapujos.

Aunque muchos giran alrededor del pene, hay muchos juguetes eróticos funcionales que están pensados para todo el cuerpo: cuello, testículos, pezones, perineo…Porque todo el cuerpo es susceptible al juego y a la excitación. 

Y probablemente los más controvertidos son los juguetes prostáticos: como ya hemos mencionado, en la próstata está situado el punto G. Probablemente por culpa del estigma social, muchos hombres heterosexuales no se animan aún a experimentar pensando, erróneamente, que estos juguetes solamente están pensandos para el disfrute de los hombres homosexuales.

Hemos seleccionado tres tipos de masturbadores masculinos según el nivel de experimentación: 

  1. Huevo masturbador: el más vendido en las tiendas de juguetes eróticos. Son los juguetes que primero se llevan los hombres a modo de experimentación. Se centran en la penetración, estimulación básica masculina por excelencia. Se recomienda usarlo con lubricante. Tiene una textura interna muy sugerente y excitante. También se puede encontrar la manera de usarlo dentro de una relación sexual con la pareja. LINK huevo
  2. Masturbador eléctrico: subimos un nivel más con este masturbador. Pensado para llevar la “sesión” de masturbación a otro nivel de placer. Habitualmente tienen varias posiciones que ofrecen distintas vibraciones, que se pueden cambiar de forma sencilla. LINK masturbador eléctrico
  3. Masturbador real de silicona: pensado para los más osados. Vibradores de silicona para un disfrute global. Provocan una sensación muy agradable a la piel. Contienen estimuladores de resistencia con el objetivo de retrasar el clímax. Están hechos de material suave y muy adaptable. LINK masturbador con silicona

Recuerda que también puedes explorar el mundo de los lubricantes.

En definitiva, fomentar los masturbadores masculinos debe servir sobre todo para liberar a los hombres de pesadas cargas y estereotipos que como sociedad aún tenemos muy arraigados. Los roles de género aún pesan mucho.

Es importante leer e informarnos más sobre la sexualidad. De hecho, en muchas tiendas eróticas, lo primero que te encuentras son libros que muestran diferentes maneras de concebir la sexualidad: prácticas, cómic, literatura erótica…Un mundo por descubrir 😉.

 

Descubre el mejor Satisfyer para un orgasmo 🔝