Síguenos en redes

Beneficios del yoga en el campo de la fertilidad

yoga beneficios fertilidad

Yoga y Fertilidad

Seguro que has oído hablar de los beneficios del yoga. Que si es bueno para la elasticidad y la tonificación. También para reducir el estrés y la ansiedad. Y tantos otros beneficios. 

Pero‚Ķ¬ŅY en la fertilidad?¬†

¬ŅQu√© hay de cierto en que pueda o no ayudarnos en el campo de la fertilidad? ūüßź

No es fácil responder de forma clara a esta pregunta. Pero vamos a intentar poner luz en la oscuridad al respecto de los beneficios yoga para la fertilidad, durante embarazo e incluso del tipo de yoga adecuado si estás en un proceso de reproducción asistida ya sea inseminación artificial o FIV

Yoga: una práctica física y mental

Originario de la India, el yoga es una disciplina tradicional tanto física como mental. 

Enfatiza la meditación y la liberación, y sus textos principales son los Yoga-sutra. Esta palabra está asociada a prácticas de meditación en el hinduismo, el budismo y el jainismo. LINK YOGA-Sutra

El yoga es una excelente forma de tonificar y flexibilizar el cuerpo con precaución y sin impacto. 

Pero una de los beneficios m√°s importantes del yoga para la fertilidad, es que es un ejercicio especialmente dise√Īado para inducir a la relajaci√≥n, lo que puede facilitar indirectamente la concepci√≥n ya sea de forma natural o por reproducci√≥n asistida.¬†

Otro gran beneficio que nos puede aportar es la reducción del estrés: está comprobado que las mujeres con más biomarcadores de estrés en la saliva tienen menos posibilidades de quedar embarazadas durante la ovulación. Y que las mujeres con niveles más altos de cortisol en sangre, la principal hormona del estrés, tienen un mayor riesgo de aborto espontáneo.

Yoga en el embarazo 

Una vez embarazadas, determinadas posturas de yoga son especialmente beneficiosas.

Sobre todo para ayudar a las mujeres a adaptarse a los cambios que el cuerpo se ve obligado a hacer durante el proceso, y también para aliviar algunas molestias sin necesidad de recurrir a medicaciones (que seguro que te da un poco de reparo usar en estos momentos). Libro MAMAYOGA

Omega 3 y fertilidad

Yoga en la preparación al embarazo 

¬ŅQu√© puede aportar el yoga a las mujeres a la hora de mejorar su fertilidad? ¬ŅSon algunas posturas capaces de estimular la fertilidad?

Existen pocos estudios de peso que establezcan una relación directa entre el yoga y el aumento de la fertilidad. Y además, hay pocos recursos destinados a investigaciones en este sentido, ni tan solo en reproducción asistida. 

Pero sí existen algunos estudios de calidad que encuentran en la práctica del yoga determinados beneficios para las mujeres que están tratando de concebir. Una revisión bibliográfica de 87 estudios sobre yoga concluyó que una práctica regular de yoga puede mejorar los resultados de las mujeres que se someten a tratamientos de fertilidad. 

No en vano, desde hace algunos a√Īos, cada vez son m√°s las cl√≠nicas de fertilidad que han introducido el ¬ęyoga de fertilidad¬Ľ en sus programas. Link Libro Fertility Yoga

Efectos menos conocidos del yoga 

El objetivo principal de la pr√°ctica del yoga consiste en calmar el sistema nervioso central. Libera tensiones, estimula la circulaci√≥n sangu√≠nea en el bajo vientre y mejora el equilibrio hormonal. ¬°Parece un ‚Äėtodo en uno‚Äô dise√Īado especialmente para aquellas mujeres que est√°n tratando de quedarse embarazadas!

A nivel físico, cuando se trata de trabajar para estimular la fertilidad, las posturas que promueven la circulación y una columna vertebral saludable resultan cruciales. 

No obstante, la pr√°ctica completa debe incluir posturas de cada estilo no s√≥lo del hatha yoga, virabhadrasana 2, utthita trikonasana, viparita karani entre otros…. Para ser m√°s sencillos mira estos ejemplos de posturas

Posturas clave:

  • Posturas de pie: ayudan a mejorar el funcionamiento del sistema reproductivo, a desarrollar la flexibilidad en la columna vertebral y a tonificar el sistema nervioso.¬†
  • Posturas sentadas: mejoran la circulaci√≥n en las regiones p√©lvicas. Tambi√©n pueden tratar los des√≥rdenes en la menstruaci√≥n y traer estabilidad a la mente.¬†
  • Flexiones hacia atr√°s: aumentan eficazmente la oxigenaci√≥n de la sangre, rejuvenecen la columna vertebral y contribuyen a dar vitalidad.
  • Posturas hacia adelante: que supongan doblar tronco y masajear los √≥rganos abdominales, suelen tener un efecto calmante sobre el sistema nervioso.
  • Giros: aportan flexibilidad a la columna vertebral y revitalizan los √≥rganos abdominales. Tambi√©n pueden ayudar a remediar varios des√≥rdenes menstruales.
  • Posturas invertidas: (con la cabeza abajo y los pies arriba): ya sean pasivas o activas, aumentan la hemoglobina en la sangre y estimulan el suministro de sangre a las gl√°ndulas endocrinas.

Vitamina C y fertilidad

El yoga como pr√°ctica reparadora

Hay que tener en cuenta que, al promover la fertilidad, se ‚Äúcargan‚ÄĚ ciertas √°reas del cuerpo cuyas funciones no han sido optimizadas con anterioridad. Por lo tanto,deben hacerse con cuidado y conciencia.¬†

Cuando las prácticas son más de naturaleza reparadora, permiten que el sistema nervioso se relaje y se recargue. Idealmente, la práctica debe ser individualizada y basada en el momento del ciclo natural de la mujer. 

A menudo puede ocurrir que el propio estr√©s al intentar quedarse embarazada, provoque pena, enfado, frustraci√≥n y autocr√≠tica. El anhelo ‚Äúobsesivo‚ÄĚ de la maternidad puede llegar a ser perjudicial para la propia fertilidad.¬†¬†

Algunas recomendaciones m√°s

Tienes que tener claro que el yoga es un proceso, no un fin en sí mismo. 

La constancia en la pr√°ctica es lo que te aportar√° la gran mayor√≠a de los beneficios que ofrece. Adem√°s, es una pr√°ctica igualmente interesante para cuando ya se est√© embarazada, ¬°as√≠ que resulta mucho mejor comenzar la pr√°ctica de yoga y adquirir el h√°bito cuando a√ļn no se est√° lidiando con las n√°useas matutinas y la fatiga!¬†

Otros aspectos interesantes que puede aportarnos el yoga en nuestro viaje de fertilidad son sus principios de estilo: bondad amorosa, autocontrol, autoestudio y autodisciplina. 

Y, por √ļltimo, los ‚Äúyoguis‚ÄĚ saben que la comida juega un papel vital en la fertilidad saludable.¬† Aprender a comer mejor puede ayudar al cuerpo a recargar energ√≠as de manera eficiente.¬†

Puedes encontrar información sobre qué, cómo, cuándo y cuánto comer, en otros posts de esta web.

 

Qué tipo de yoga elegir para la fertilidad

Independientemente del tipo de yoga que se practique, para favorecer la fertilidad se recomienda realizar un tipo de clases llamadas restaurativas o reconstituyentes. Son unas clases especialmente dise√Īadas para que cuerpo, mente y esp√≠ritu aprendan el arte de la relajaci√≥n.¬†

El deseo de concebir de una mujer puede ser abrumador y puede llevar a la obsesi√≥n. Si esto sucede, las emociones se apoderan de la raz√≥n, afectan el sue√Īo, el descanso, e incluso de la vida sexual. La mujer, sin casi saber c√≥mo, ve programadas sus relaciones sexuales al tiempo que aparta de su lado la sensualidad, el deseo o la calma, necesarios para disfrutar del proceso.¬†

Para poder ayudar en todo este proceso, hay distintos tipos de yoga, y criterios para elegir uno u otro, en este post te hablamos sobre los distintos tipos de yoga para la fertilidad y te explicamos 5 posturas que puedes iniciar ya desde tu casa. 

El haramaki para acompa√Īar la fertilidad

Riesgos en la práctica del  yoga a tener en cuenta

Siempre es recomendable que se practique yoga bajo la guía de un instructor de yoga suficientemente cualificado.

De esta manera, el instructor te puede ayudar con los objetivos que persigues, y sabe cu√°l es el estado de salud del que partes, para adaptar tu pr√°ctica, en la medida de lo posible, a la del ritmo de la clase.

No hay especial riesgo en la práctica del yoga pero hay que empezar con calma. No por ir más rápido o llegar más lejos en tu postura vas a tener mejores resultados. 

Olvídate de las prisas, de las expectativas y de la inmediatez: entras a practicar un arte oriental ancestral donde la calma, el respeto a una misma, la disciplina, la constancia y la ausencia de juicios de valor, son las verdaderas guías capaces de transportarte a otro estado físico y mental. 

Una vez embarazadas, las mujeres que no hayan practicado antes y no tengan una referencia anterior, sí deben tener cierta precaución con la auto exigencia en las posturas. La liberación durante el embarazo de una hormona llamada Relaxina, encargada de facilitar el parto, puede ofrecer una falsa sensación de flexibilidad que puede favorecer posteriores lesiones.

Yoga y FIV 

Si ya se est√° en un proceso de reproducci√≥n asistida, es recomendable informar al personal cualificado que te est√© acompa√Īando en el proceso, sobre la pr√°ctica de yoga que se realice as√≠ como de otras actividades que impliquen ejercicio f√≠sico de cualquier tipo.¬†

Es importante informar de la regularidad y la intensidad con las que se practica.  También es posible que se recomiende suspender la práctica de las asanas de yoga en momentos puntuales, como después de una punción ovárica o una transferencia de embriones. En estos dos casos, se puede practicar algunos de los tipos de yoga menos físicos o, directamente, practicar con los ejercicios de respiración o Pranayama, siempre adaptado al momento de la reproducción asistida, ya sea inseminación artificial o la fecundación in vitro que comentamos.   

La respiración es una gran herramienta para controlar el estrés, trabajar la caja torácica y así mejorar la fertilidad. El simple hecho de tomar respiraciones lentas, largas y profundas activando la parte inferior del abdomen, ayuda a calmar el sistema nervioso y equilibrar las hormonas. 

Exhalar durante más tiempo del que se inhala, literalmente activa la respuesta de relajación. Hacer que la respiración lenta y consciente sea parte de tu día es una práctica restaurativa y energetizante. Solo unos minutos todos los días pueden marcar una gran diferencia. 

 

Te puede interesar

Referencias